Un evento exclusivo merece una marca exclusiva. El juego de la Luna dentro del mismo logo ha sido amor a primera vista para este exigente cliente de la casa. Bravo!